Madame Proust Y La Cocina Kosher

Madame Proust Y La Cocina Kosher – Al comienzo de esta novela encontramos a Sophie, la narradora que nos introduce en la historia de la vida de tres mujeres, que son diferentes pero tienen partes de sus vidas. De esta manera, Sophie nos deja entrever la acción: está en París, durante la Segunda Guerra Mundial, y va al cementerio de Père Lachaise. Sin embargo, habla, en su imaginación, con otra persona que ya no está: su hija -Sarah- a quien conoceremos más adelante. Y es que la mayoría de los capítulos empiezan con un nombre propio (aunque no siempre) y, por lo general, de mujer. Por lo tanto, encontramos que tres mujeres, en particular, apoyan esta historia: Sarah, Marie y Madame Proust, quienes brindan el papel principal de la novela. El carácter elaborado de la obra nos permitirá ver la vida de los protagonistas, por separado, mientras que, al mismo tiempo, encontraremos estos hermosos momentos que reúne Kate Taylor -escritora canadiense, nacida en Francia-.

Es posible que deba explicar la razón del título de este libro. Conoceremos a Madame Proust a través de su diario, que se repite en otros libros donde anota detalladamente las tareas del hogar. En ellos describe también la vida de su hijo -Marcel Proust-, el futuro escritor célebre, y sus problemas con la familia, precisamente por ello. Marcel insiste en hacer entender a sus padres que quiere dedicarse a la escritura, a pesar de su oposición, quienes le animan a estudiar Derecho, convencidos de la necesidad de encontrar un buen trabajo para su hijo. El libro de estos libros no aparece al azar en la historia, sino que sirve para introducir a otro personaje -Marie- que se dedica a traducirlos al inglés.

Madame Proust Y La Cocina Kosher

Madame Proust Y La Cocina Kosher

Marie es traductora para una convención legal en Canadá pero, por motivos personales, decide visitar la Biblioteca Nacional de Francia y logra encontrar estos manuscritos de la madre de Proust. Marie es el personaje más cercano al lector, ya que le habla directamente, contándole ella misma su historia personal. Así, también se nos presenta y explica parte de su vida, desde su infancia en Francia hasta hoy: “Permítanme presentarles a una niña de quince años parada en los escalones del Museo Real de Ontario, Toronto. . […] Yo soy esa niña” (p. 51).

Mme Proust And The Kosher Kitchen

Finalmente, Sarah, la hija de Sophie, es enviada a Canadá por sus padres, en un momento en que la vida de las familias judías en Francia comienza a correr peligro. Junto a estos tres personajes femeninos, también se presentará un personaje masculino: Max; el amor no correspondido de Marie, la traductora, que se refugiará en el estudio de Proust para olvidar su frustración.

La comida kosher principal es importante ya que es una tradición para las familias judías, como Sarah y Madame Proust. Sarah, que será ama de casa, siempre ansiosa, celebrará su boda con una comida especial de este tipo de comida y pasará el resto de su vida decidida a descubrir sus verdaderos secretos. Este interés surgirá tras su visita a Francia, a los veinte años, en busca de sus raíces y de sus padres perdidos y tras ser adoptado por una pareja canadiense -los Plots-.

Kate Taylor aprovecha que parte de su gente es judía (Marie es católica) para sacar el tema del Holocausto. Marie, durante su infancia, tiene un amigo judío -David- que, junto con los comentarios de clase en la escuela, la hacen reflexionar sobre este tema. De adulto, en Canadá, le hablará a Max sobre la existencia de Dios, y luego, el por qué de los campos de exterminio. Y así, el autor hace que sus personajes se destaquen. Marie se pregunta: «¿Nuestra memoria evitará la repetición o es solo autocomplacencia?» (pág. 150).

Será Max quien amenazará a su madre con dejar la carrera de Medicina (elegida por su estímulo) para empezar a estudiar Historia del Arte; un incidente relacionado (en este panel) es la dificultad de Marcel Proust para convencer a sus padres de que la única carrera que le interesa es escribir. Podemos reconocerlo cuando, en el diario de Madame Proust (traducido por Marie), leemos: “[…] cualquier obra que no sea de filosofía o literatura sería una pérdida de tiempo demasiado valiosa para él” y continúa: “Cómo me gustaría para tener una visión más realista de la misma. Vivir de la literatura me parece una tarea imposible” (p. 82). Todo el tema de la elección de un trabajo es importante en esta novela: ¿Por qué elegimos un trabajo y no otro? ¿Hasta qué punto pueden influir en nosotros? Padres, amigos u otros. Marie decide convertirse en traductora debido a su bilingüismo (inglés-francés), ya que su madre es inglesa y su padre canadiense pero, al mismo tiempo, afirma que lo hizo inspirada por su amistad con Max, con quien habla dos idiomas. Por eso, según él: «hacer mi trabajo es mi confusión» (p. 284).

Tipos Infames: Libros De La Editorial: Siruela

Finalmente, los personajes de Kate Taylor toman posición en temas como la religión, ya que, cuando Madame Proust escribió en sus libros sus pensamientos sobre la separación entre Iglesia y Estado, a principios de siglo (1900) y con la invención del teléfono, Marie, de la iglesia de Saint-Roch, confirma: «Estoy de acuerdo. Miro al Cristo sangrando en el altar y ofrezco mis oraciones a Dios” (p. 327).

Madame verdurin proust, madame proust y la cocina kosher, que es la cocina kosher

Viv Paez Montez

Halo, Saya adalah penulis artikel dengan judul Madame Proust Y La Cocina Kosher yang dipublish pada noviembre 20, 2022 di website Fernandocimadevila

web log free